dimecres, 20 de març de 2013

apenas


Vecino Dios, si a veces te molesto
con duros golpes en las noches largas,
es porque apenas te oigo respirar
y sé que siempre estás solo en tu cuarto.

(...)

R. M. RilkeEl libro de las horas