divendres, 20 de març de 2009

herba menuda


Serem com l'herba menuda, que clava arrels però no es queda quieta, sinó que s'expandeix, s'estén arreu, per conèixer paisatges nous i enriquir-se de noves experiències.

Retornarem al centre si mai tornem a trencar-nos en mil bocins.

9 comentaris:

Dr. Flasche ha dit...

Que puc ser jo també herba menuda?

pau oriol ha dit...

Si surts de la ciutat, mira com s'expandeix la verdor dels camps. És la primavera de la vida.

Teia ha dit...

Tots ho podem ser.

Una abraçada primaveral, amb molta, molta llum pertot.

Dr. Flasche ha dit...

Tens els ulls verds?

Llavors és temps de fer li cas a Benedetti. Em van regalr un calendari que em senyala versos seus cada dia...Avui, divendres 27 toca:

ESTACIONES


En primavera//
cuando surgen//
las consabidas muchachas de ojos verdes//
y el nuevo viento agita con esperanza//
antenas y divisas y follajes//
y cada miserable sobretodo//
vuelve a su ropería monacal//
y los escotes rebosan de golondrinas//
es fácil creer en Dios//
y en los horóscopos//
proporcionar migajas a los mendigos//
complejos vitamínicos a las palomas//
salpicarse sobriamente de optimismo//
o imaginar que por los hilos del telágrafo//
viajan canciones pegadizas//
y más o menos insurreccionales.

Així que si ets una 'muchacha' i tens els ulls verds, et toca sortir a gaudir de la primavera, a que l'herbe s'estengui, como tu molt ben has dit, arreu.

Llàstima, que jo no sigui ni 'muchacha' ni tingui els ulls verds...

Teia ha dit...

Sóc "muchacha" de cor (els 35 són a tocar) i tinc els ulls verds, i en primavera em sento exactament així, com diu Benedetti: tot és fàcil, fins i tot creure en Déu i taral·lejar cançons enganxadisses. Encara que no siguis "muchacha" ni tinguis els ulls verds, també pots sortir per primavera! :-)

Fa solet!

Xevi ha dit...

Teia,
No sé ben bé com ni per què, he anat a parar al teu bloc. No tinc l'hàbit d'entrar a blocs i en desconec el funcionament. Els teus textos m'han deixat en un profund silenci com m'hi deixen sovint les coses que més m'emocionen. Em falten, doncs, paraules per expressar el fort impacte que m'han provocat. Si et vingués de gust, m'agradaria escriure't sense que el missatge quedés fixat com a comentari al teu bloc. Com que ignoro com ho puc fer i si ho vols, et deixo la meva adreça (nosecom@gmail.com) per si tens ganes d'enviar-me un correu.
Vida, sempre vida!
Xevi

marina ha dit...

m'agrada l'herba menuda....
allò que diuen del pot petit... :-)

una abraçada...!

Dr. Flasche ha dit...

'prometido lo deuda es...', la entrada es [no he podido escribir lo que anoté, me ha salido esto, espero que no et molesti les confiança que m'he pres]...

Te la copio aquí, perque no hagis d'anar fins al pensament...

salud

DEDICAT A L'HERBA MENUDA


Cuando leí ‘herba menuda’ me vino a la cabeza una de esas imágenes que sin querer almacenas de por vida. En Escocia, donde estuve dos meses trabajando de camarero, la hierba se extiende hasta el último palmo de tierra, la última pulgada. Tras ella, muchas playas no tienen los pobres escoceses, acantilados abruptos, el abismo, la nada, sólo la nada.
.
Todo es verde en Escocia, pero yo allí no le haría mucho caso a los versos de Palau i Fabre, porque en por aquellas tierras lo verde huele a magia y conjuro, a cuento y hadas, a leyenda y gnomos.
.
Verde hasta la misma frontera del abismo. Dijo Groucho Marx que de joven estaba al borde del precipicio, y que después de toda una vida de esfuerzo, lucha y sacrificio, había conseguido dar un paso adelante. ¡Qué tipo! Eso es quizás la esperanza verde, un paso más adelante, cuando uno ya pisa la última pulgada de hierba menuda.
.
Quizás por eso dice Palau i Fabre que uno se puede fiar del verde, porque tras él, sólo el salto al vacío. Confié mi vida al verde, y ahora, no puedo escribir la entrada que te prometí. No tengo fuerzas aún. No vengo, sin embargo, con las manos vacías.
.
Hay un sueño que se me repite muchas veces: caigo, caigo desde grandes alturas, caídas de muchos segundos, y sin embargo, cuando toco tierra, siempre caigo de pie y nunca me lastimo. Quizás por eso que me anime con más confianza a desafiar al poeta catalán. Adoro el verde, incluso un verde, verde muerte, como el de Federico, porque tengo fe y convicción en la esperanza verde, la más arriesgada, la más osada y temeraria.
.
Dice hoy Benedetti en mi calendario:
.
tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro
.
He pensado en tus ojos verdes cuando lo he leído. No sé porqué. Quizás porque he pensado, que los dos sentimos un hueco, compartimos, cada uno la suya y a su manera, la ‘memòria del fred’. Quizás, porque mi verde esperanza me hace pensar que pese a todo, siempre es posible encontrar el conjuro y los ojos de los que habla el poeta uruguayo. Quizás, porque la esperanza se hace más grande cuando son dos los que la comparten. ¿no te parece?

teia ha dit...

David, m'encanta arribar fins a "Al pensamiento..." a passes lentes, pausades, de diumenge a la tarda. Gràcies, de tota manera, per escriure'm l'entrada també aquí. És preciosa. "Un hueco para el alma", que diu el meu venerat Pedrito...

Gràcies de tot cor.

Una abraçada,

Teia